¿Es posible instalar una cerradura en una puerta blindada?

En la actualidad, las demandas para instalar nuevas cerraduras de seguridad en alguna puerta blindada, se han incrementado considerablemente en https://www.cerrajerosvillena.net, debido a que cada vez son más las personas que prefieren sentirse más seguros, y también porque las técnicas que han empleado los intrusos son mucho más sofisticadas. Si os encontráis entre estas personas que quiere reforzar la seguridad de su casa, sigue leyendo.

¿Puedo colocar una cerradura en la puerta blindada de mi hogar?

Por supuesto que sí. Es posible realizar esta labor, sin embargo, no se considera algo muy recomendable. Esto debido a que, cuando hablamos sobre cuestiones de seguridad todo está en vuestra mente. En este sentido, muchas personas creen que al instalar una segunda cerradura en su puerta blindada podrán estar más seguros, pero esto no es del todo cierto.

Si queréis estar tranquilo, lo más importante es que la cerradura principal de la puerta sea lo más segura posible. Esto es que, la puerta blindada esté bien sujeta y que no tenga ninguna falla en su estructura, para que el ladrón no tenga ninguna oportunidad de forzarla y entrar a vuestro espacio privado.

¿Es obligatorio colocar un cerrojo en una puerta blindada?

Desde el cerrajero 24h Coslada os recomendamos no colocar un cerrojo en vuestra puerta blindada. Como antes hemos mencionado, una gran cantidad de personas se siente más segura y tranquila cuando cuentan con un cerrojo instalado. No obstante, se ha confirmado que estos cerrojos son solo seguros a niveles psicológicos y no en la realidad. Por supuesto, es posible que en algunas ocasiones puedan resultar útiles a la hora de evitar una invasión o robo.

¿Por qué no es recomendable instalar un cerrojo en este tipo de puertas de seguridad? Pues, porque ellas suelen ser huecas por dentro. Además, sus tornillos no poseen un espacio de anclaje real, debido a que el mismo queda enlazado a un diminuto tablero de madera de aproximadamente 4mm. De esta manera, este mecanismo podría, con un fuerte golpe, ser roto.

 

Ahora bien, existe la opción de que en el momento de colocar un cerrojo podáis sujetar 2 tornillos a la placa de metal de la puerta blindada. Con esta alternativa será posible que el cerrojo adquiera un poco más de seguridad, sin embargo, no ofrecerá la resistencia que podría dar con un buen anclaje con 4 tornillos.

Por otro lado, es importante que consideréis la posibilidad de que para que un intruso se atreva a abrir una puerta de este tipo, debe ser muy especializado y con el conocimiento necesario para esta operación. En este sentido, podéis estar seguro de que una vez haya encontrado un método para abrir la puerta, un sencillo cerrojo no evitará que el mismo pueda acceder a vuestro hogar.

Podemos deciros que los cerrojos son ideales para ser instalados en las puertas macizas y no en una puerta blindada. Pues, con aquel tipo de puertas, podéis conseguir la contención necesaria, y, en consecuencia, ofrecerán una excelente seguridad y resistencia al inmueble, evitando así invasiones indeseadas y robos.

¿Qué puedo hacer?

En primer lugar, debéis considerar seriamente si la instalación de una cerradura realmente os dará mayor seguridad o si solo será una medida de seguridad para vuestro bienestar psicológico. Si la nueva cerradura no va a reforzar la seguridad de tu hogar, os recomendamos no invertir dinero innecesario, ya que sería un desperdicio.

Por otro lado, cabe destacar que ninguna cerradura impedirá al 100% que se lleve a cabo un robo a vuestra vivienda o inmueble. Por esta razón, basta con que os cercioréis de que los anclajes de vuestra puerta sean de alta calidad y que sean resistentes a la presión. Además, os aconsejamos que, si ya tenéis una puerta blindada, miréis si las ventanas podrían ser un buen espacio por el que pudieran entrar los ladrones. Finalmente, si tenéis dudas, podéis llamar y consultar con un cerrajero profesional de confianza en busca de una buena recomendación. Eso sí, no llaméis a cualquiera.