¿Qué son las cerraduras embutidas?

Una cerradura embutida es aquella que comúnmente encontramos en la parte lateral de la puerta embutida o empotrada. Este tipo de cerradura sobresale por ser más reservadas. La mayor cantidad de la masa que dispone se encuentra en la parte interna de donde es colocada. Solo podrás observar la parte donde se introduce la llave, el resto está escondido.

Podrás encontrar en el mercado diferentes modelos de esta cerradura. Por ejemplo, usted puede optar por la instalación de una cerradura de empotramiento de seguridad en su puerta. Este modelo de cerradura resaltan por disponer de un excelente sistema de auto bloqueo en el caso que se esté violentando la cerradura. Gracias a la eficiencia del bloqueo, la puerta será casi imposible de abrir dificultándole las cosas al ladrón. Tendrás que pensar bien si es necesario realizar esta pequeña inversión en tu propiedad ya que este modelo de cerradura suelen ser más caras.

¿Qué cerradura empotrada puedo comprar?

Siempre que vayas a optar por una cerradura es de suma importancia considerar varios puntos. Lo primero es el presupuesto ya que este es el punto más importante. Ya que este dependerá de la cantidad de dinero que dispongas a la mano, dependiendo de esto porras optar por una cerradura con más seguridad o no. Nunca olvides que estar seguro es importante y esto no es regalado. Por esta razón, si buscas seguridad, tendrás que pagar. No encontraras un modelo de cerradura de nueva tecnología en un coste muy económico. Y de ser así puedes desconfiar, puede ser que no sea original.

Una de las cosas más importante a la hora de comprar una cerradura es el cilindro. Aconsejamos que por lo menos cuente con sistema anti bumping, evitando así la entrada a los ladrones con el método más conocido. También para aumentar tú seguridad busca cerraduras que incluyan sistemas anti palanca o anti ganzúa, etc. Ya que lo más importante es encontrar el nivel de seguridad que buscas para tu hogar. De esta forma, no solo te sentirás tranquilo, también tu familia estará segura en su hogar.

Siempre aconsejamos optar por cerraduras de marcas reconocidas. No solo las recomendamos por ser marcas de prestigio, sino por ser de excelente calidad y alto nivel de seguridad más que las marcas de menor reconocimiento. Son recomendadas ya que cuentan con profesionales expertos en la fabricación de cerraduras, que al paso del tiempo van siendo mucho más seguras. Por esta razón, para evitar circunstancias malas en un futuro, siempre apostamos por comprar marcas reconocidas. Esto sí, cuentas con algún cerrajero de tu confianza y él te ha recomendado una marca menos conocida, porque él ya tiene experiencia trabajando con esa marca y es segura. El cliente siempre es el que escoge al final.

¿Cómo realizar la instalación de una cerradura empotrada?

Si ya has comprado la cerradura ideal para ti, pero no cuentas con un profesional de confianza que pueda instalarla y ahorrarte ese gasto, aquí te diremos como la podrás instalar tú mismo. Siempre teniendo cuidado, para saber que está quedando bien instalada. Ya que una cerradura muy mal instalada se le hace mucho más fácil de abrir a los ladrones.

Antes de colocarte a ejecutar la instalación de la cerradura por ti mismo, es de suma importancia contar con las herramientas precisas que utilizaras en el proceso. Es recomendable tener a tu alcance un destornillador, un metro, una lima, corona serrada, un formón, un taladro con mecha para metal y otra para madera y la cerradura escogida. Si no dispones de los instrumentos para realizar la instalación, puedes contactar a un profesional experto para que el la lleve a cabo.

Debes considerar antes de comprar la cerradura, para cual sentido abre la puerta, puede ser para la izquierda o derecha, y tendrás que comprar la cerradura para el sentido de apertura.

Si la puerta a la cual le colocaras la nueva cerradura nunca había tenido cerradura antes sigue leyendo. De lo contrario, si tenía una cerradura antes, los pasos a seguir son fáciles. Solo quita la cerradura anterior e instala la nueva. Si cuentas con suerte y tienen las mismas dimensiones la anterior y la nueva, la instalación será mucha más fácil de realizar. Para conseguir esto, puedes comprar la cerradura utilizando la marca de la anterior y así están asegurados que constaran con el mismo tamaño. Pasa siempre en la mayoría de los casos.

Si anteriormente la puerta no disponía de una cerradura, es mucho más complicado el proceso, pero aquí te daremos los pasos a seguir para que tú mismo la puedas instalar:

Comienza marcando la zona con alrededor de 1.05cm de alto, esto es para que la manija se ubique en un altura apropiada.

Seguido utilizaremos el taladro. Recomendamos que para no pasarnos utilizar un tope, así obtendremos unos agujeros perfectos. Realizamos los agujeros necesarios para instalar la nueva cerradura.

Con la ayuda de la lima y el formón conseguiremos un agujero bien realizado en nuestra puerta, para colocar el cajón de nuestra cerradura en la parte interna. Ya realizado el agujero, introducimos el cajón. El agujero debe estar en las medidas exactas para que la cerradura pueda encajar perfectamente y la puerta abra y cierre perfectamente. En el caso de llevar mal la instalación, la cerradura no trabajara bien, tendrás que realizar trabajo adicional hasta que esta pueda quedar bien en el sitio correcto. Ten mucho cuidado cuando taladres, puedes llegar a dañar la puerta, esto te saldría mucho más costoso que si hubieras llamado a algún profesional.

Lo siguiente que debes hacer es la instalación del bombín, necesitas la ayuda de una corona serrada, que te servirá para realizar el hueco. El hueco debe tener las mismas medidas y debe ser de ambos lados de la puerta. Su instalación finaliza con la colocación de las chapas protectoras y los embellecedores. Costará mucho más tiempo realizar los huecos en puertas metálicas, ya que por el material el proceso se hace más largo.

Llevar a cabo la instalación de una cerradura en una puerta que disponía antes de una, no es nada complicado. Más si las dimensiones del modelo de la cerradura nueva son parecidas a la anterior. En el caso de que tengas que realizar los huecos y todo lo demás, si será difícil. Recomendamos  siempre que si no tienes experiencia en la instalación no te expongas y busca la ayuda de u profesional que si pueda llevar a cabo la instalación. Es mucho mejor pagarle a un profesional para realizar l instalación, a que dañar la puerta, después comprar una puerta nueva y contratar un cerrajero para su instalación.